Guía de fulares: tejidos y anudados

Posted by on Ago 5, 2008 in Guí­as | 62 comments

Guía de fulares: tejidos y anudados

En esta guía se detallan los principales tejidos de los fulares y sus características, a fin de ofrecer criterios para la elección de uno u otro fular portabebé, así como de la longitud del fular.

¿Cómo saber qué fular es el que se adapta a mis necesidades?

Una vez que nos hemos decidido a comprar un fular, se nos plantea un gran dilema. Existe en el mercado un amplio surtido de marcas, tejidos, medidas y modelos y es muy difícil decidir entre ellos sin tener, como ocurre la mayoría de las veces, la posibilidad de verlos siquiera al natural. Aunque tengamos una tienda física cerca, donde podamos ver, tocar o incluso probar distintos tejidos (o algún integrante de la Red Canguro que nos pueda enseñar su fular o fulares), decidirse por un fular u otro es muy difícil antes de darle un uso prolongado.

Un fular supone generalmente un gasto considerable y, con toda probabilidad, es un portabebés que utilizaremos a diario o casi, hasta que nuestro hijo sea bastante mayorcito, por lo que es importante que quedemos satisfechos con nuestra elección.

Antes de decidirnos por un fular u otro, vale la pena plantearse:

– La experiencia que tenemos en el uso de portabebés en general y fulares en particular.

– Qué tipo de anudados vamos a realizar, pues unos tejidos y longitudes son más adecuados para distintas posiciones que otros.

– El clima en el que vivimos: hay tejidos y anudados más fresquitos y otros que abrigan más a un bebé en un clima frío.

– La edad y, sobre todo, peso del bebé.

– La versatilidad que le pedimos al fular: si lo vamos a combinar con otros portabebés y vamos a usarlo en unas situaciones determinadas, o queremos que nos acompañe en multitud de ocasiones diferentes.

Gustos personales: cuando llevamos el fular puesto, es la prenda que más se ve, por lo que éste debe agradarnos en aspecto para que nos sintamos bien cuando lo llevemos.

Extras que nos ofrece un determinado fular: algunas marcas ofrecen la posibilidad de adquirir complementos a juego con el tejido del fular, como bolsas para guardarlo (Hoppediz, Didymos) o gorritos y ropa para el bebé (Didymos). Además, los nuevos modelos de las distintas marcas tienen una etiqueta en el centro del fular, muy útil para empezar la colocación; mientras muchos de los modelos antiguos (por ejemplo, los que generalmente se pueden encontrar en eBay de segunda mano) carecen de esta señal.

– Características del tejido y los tintes: además de estar en contacto con la piel del bebé, éstos tienden a chupar y morder la tela, sobre todo en el periodo de dentición, por lo que es importante que sean seguros y atóxicos. Muchas marcas realizan todos sus fulares en algodón ecológico, (como es el caso de Didymos o Lana) y otras sólo en determinados modelos (caso de Hoppediz y Moby, por ejemplo), por lo que merece la pena informarse. Didymos incluso tiene modelos en algodón sin teñir ni blanquear, de color crudo o en tonos verdes (modelo Lars) o rojos (Björn), que son los tres colores propios del algodón natural.

– El precio: normalmente existe una relación directa entre precio y calidad, aunque hay algunas excepciones. Si no queremos gastar mucho, podemos optar por un fular de segunda mano que, además, resultará mucho más suave que uno nuevo.


Duración de un fular. A la izquierda Lana Solara nuevo y a la derecha el mismo modelo tras mucho uso

(Nota: haciendo clic en las imágenes podrás verlas al tamaño original)

Analicemos entonces los distintos tejidos que pueden conformar un fular.

Tipos de tejidos

Fular casero: Se realiza con una tela normal, generalmente de algodón, pero puede ser de diferentes composiciones. Normalmente tiene el objetivo de servirnos para evaluar si nos va a resultar útil invertir en un fular elaborado de un tejido específico. Estos fulares no son los idóneos como portabebés habituales, pues no son demasiado confortables para la persona que lo lleva ni para el bebé, pero puede servir para que nos hagamos una idea de cómo manejarlo, para determinar la longitud necesaria, practicar con los nudos o como fular de emergencia. Generalmente no compensa hacerse con un fular de este tipo, pues requiere muchos metros de tela y su uso está muy limitado; mientras que hay fulares comerciales de tejido adecuado para nuestro bebé que se pueden conseguir a precio moderado (Amazonas o Hoppediz) y que pueden revenderse más fácilmente en caso de que decidamos que no van con nosotros.

Fular elástico: Existen diferentes marcas que comercializan fulares elásticos (Didymos, Hoppediz, Minsá, Moby, Storchenwiege, …) Las diferencias entre ellos son muy sutiles. Estos fulares están pensados para usarlos en bebés recién nacidos, incluso prematuros (son muy adecuados para practicar el método canguro), aunque también se pueden usar con niños grandes. El tejido es elástico en todas direcciones, por lo que cuando el bebé va creciendo sólo se pueden realizar con él anudados en los que varias capas de tejido recubran su cuerpo para asegurar una correcta sujeción de éste. Esto hace que sean necesarios muchos metros de tela (5 ó más) para realizar las posiciones, lo que los convierte generalmente en calurosos cuando están anudados, aunque el tejido en sí es bastante fino (similar a una camiseta).

Estos fulares son muy fáciles de usar, lo que los hace idóneos para padres principiantes. Son muy cómodos cuando se usan con bebés de poco peso. El tejido, muy suave, los hace muy agradables para usar con recién nacidos. A partir de que el bebé empieza a pesar 8 ó 9 kilos, tienden a ceder más, por lo que hay que reajustarlos más frecuentemente y empiezan a ser menos confortables.

Moby realiza una versión de fular elástico con tejido “solarveil”, que impide el paso de gran parte de la radiación solar, especialmente diseñado para usar en verano y proteger la delicada piel de los bebés más pequeños.

Detalle del tejido de un fular elástico (Minsá)

Sarga cruzada: Este tejido es el idóneo para llevar a los bebés en la mayoría de posiciones. Es el que mejor y más fácil se ajusta a los anudados tipo canguro. Algunas marcas de fulares que realizan fulares en este tejido son Amazonas, Bebina, Didymos, EasyCare, Hoppediz, Girasol, Lana, Storchenwiege, … Generalmente son modelos de rayas, que es el diseño que mejor se adapta a este tipo de tejido, aunque Lana también fabrica modelos de sarga cruzada estampados y Didymos algún modelo (Jim, Chiara) en color liso, también en sarga cruzada. El diseño de rayas permite al portador guiarse a la hora de anudar el fular, sobre todo en el caso de que los extremos sean de distinto color; a simple vista se percata de si se ha liado la tela sobre sí misma. Los fulares Hoppediz tienen un dobladillo de cada color en todos los modelos.

Son fulares más o menos gruesos (siendo Didymos el más fino y Lana y Storchenwiege los más gruesos). Están tejidos de manera que sólo estiran en diagonal, facilitando el ajuste y haciéndolos muy confortables, pero no en sentido longitudinal ni transversal, de modo que no se desajustan como los elásticos. Están indicados para bebés de cualquier edad y peso, aunque pueden resultar menos agradables al tacto que otros tejidos. En anudados que requieren muchas capas de tela, o si el fular es largo y hay que envolver el excedente en torno al cuerpo del portador, pueden llegar a ser muy calurosos.

Didymos realiza versiones de este tejido con lana en su composición, pero sólo lo recomienda para climas especialmente fríos.

Hay diferencias en cuanto a calidad y comodidad de las distintas marcas que comercializan fulares de sarga cruzada, que normalmente vienen reflejadas en el precio. Sin embargo, un fular más económico puede resultar muy satisfactorio para determinadas personas: la elección del fular es algo muy personal y puede equipararse a la de un perfume. Generalmente se acepta que los fulares Lana son los más confortables, tanto para el portador como para el bebé, seguidos de los Didymos, que alcanzan un excelente compromiso entre finura y comodidad, y Storchenwiege, que son más gruesos. Los fulares Hoppediz tienen muchos adeptos y una excelente relación calidad/precio, pero pueden tener tendencia a ceder, por estar realizados con un tejido más laxo. Los fulares Amazonas se pueden conseguir a buen precio y son una buena opción para iniciarse, aunque tienen carencias (son mucho más bastos que otros fulares, con la trama más abierta) que hacen que generalmente sean reemplazados por otros de marcas más caras conforme la persona utiliza con más asiduidad este portabebés. Amazonas comercializa fulares de sarga cruzada y otros que no están realizados con este tejido, por lo que hay que informarse antes de comprar para no llevarse sorpresas.

Los extremos del fular se encuentran sesgados en la mayoría de los casos, siendo Lana una excepción, al fabricar sus fulares con los extremos rectos. Los extremos en diagonal facilitan el atado y hacen que las colas queden más finas, pero también puede dificultar el ajuste si el fular tiene una longitud muy justa para el anudado que se realiza.

Los fulares de la marca Hoppediz tienen en uno de los extremos del fular un bolsillo de parche con cierre de velcro, que puede resultar muy útil para llevar algunos efectos personales o del bebé.


Detalle del tejido y de las costuras de fulares de sarga cruzada Didymos (modelo Simon) y Lana (modelo Solara)


Tres fulares de sarga cruzada: didymos (Lisa), Storchenwiege (Ulli), Lana (Solara)

Fular ligero: Hoppediz comercializa un tipo de fular denominado “light”, que es especialmente fino y más suave que la versión normal. Estira en diagonal, como la sarga cruzada, pero al ser más fino, resulta menos confortable y más difícil de anudar. Este fular es adecuado para realizar las posiciones de cruz envolvente y mochila cruzada, así como los nudos cruzados, pero no ajusta tan bien al realizar los anudados canguro. Es una buena opción para realizar los anudados que requieren más tela en climas calurosos. También lleva un bolsillo en el extremo, como los modelos de sarga cruzada.

Hoppediz “light” de sarga cruzada fina

Fular EllaRoo: Estos fulares están confeccionados con un tejido fino urdido en telar, de modo que no es elástico en diagonal, pero tampoco cede fácilmente a lo ancho o largo. Es más difícil de ajustar que otros tejidos y tiene mayor tendencia a clavarse y arrugarse, por lo que es más incómodo. Los extremos acaban en flecos, que le dotan vistosidad, pero pueden dificultar el atado. Las aplicaciones son las mismas que el tipo anterior.

Fular EllaRoo

Fular EllaRoo

Sarga diamante: Este tipo de tejido es el que forma los fulares de colores lisos de Storchenwiege (los modelos “Leo”). Está tejido de manera que un pequeño motivo en forma de rombo se repite para conformar la totalidad de la tela. Es un tejido muy resistente al peso y estira también sólo en diagonal. No ajusta tan bien como la sarga cruzada, por lo que está menos recomendado para realizar los nudos canguro, pero cede menos y es más fino y fresco. Está muy recomendado para llevar a niños mayorcitos de más peso, por ejemplo, con el anudado de mochila cruzada.

Detalle de fular Storchenwiege Leo blau de sarga diamante

Jacquard fino: Los modelos de Didymos tejidos con la técnica de Jacquard fino (rombos, elipses, millefiori, ondas, …) tienen motivos en los que la tela está urdida en distintas direcciones. Son más finos que los modelos de sarga cruzada, pero se desajustan más y soportan peor el peso. Son más adecuados para bebés de poco peso y/o para anudados que requieren más tela y recubren con más de una capa al bebé (cruz envolvente y mochila cruzada). No se ajustan de forma fácil a los nudos canguro.

Comparativa: EllaRoo rojo (izquierda) y Didymos Nino rubyn (jacquard fino) (derecha)

Los modelos ondas son especialmente frescos, pues el tejido tiene una trama más abierta que en el resto. En contrapartida, ceden más y soportan peor el peso, además de que pueden engancharse al anudarlos.

Existen versiones de estos fulares en otros materiales distintos del algodón, como la seda, que le proporciona al fular un brillo, ligereza y frescura característicos.

Detalle del tejido del Didymos ondas jacquard fino

Jacquard indio: Estos fulares de Didymos están tejidos con dos tipos de hilos (de diferente color o material), de manera que aparece un pequeño motivo en la totalidad del tejido. Son fulares muy suaves (sobre todo con el uso) y frescos. Por el diseño de la trama, pueden engancharse en pulseras, relojes, pendientes… al anudarlo, pero puede solucionarse con una aguja y un poco de paciencia. Las características de comodidad, soporte y frescor son semejantes a las de los fulares de jacquard fino.

Las versiones en cáñamo o lino son más resistentes y soportan mejor el peso que las realizadas con algodón, por lo que están especialmente recomendadas para usar con niños mayorcitos. La versión de lino es especialmente fresca, por ello se recomienda para el verano o climas calurosos.

También existen versiones con lana o alpaca en su composición.


Detalle del tejido de un didymos jacquard indio

Comparativa Didymos jacquard fino (izquierda), Didymos sarga cruzada modelo Lars de algodón sin teñir (centro), y EllaRoo (derecha)

Comparativa Didymos jacquard fino (izquierda), Didymos sarga cruzada modelo Lars de algodón sin teñir (centro), y EllaRoo (derecha)

Comparativa Didymos jacquard fino (arriba), Didymos sarga cruzada (abajo) y EllaRoo (centro)

Comparativa Didymos jacquard fino (arriba), Didymos sarga cruzada (abajo) y EllaRoo (centro)

A modo de resumen, clasificamos, para los distintos tipos de tejidos, cada uno de los siguientes aspectos en tres categorías:

Menos aplicable

Bueno

Excelente

  • Comodidad: un fular con esta característica no se clavará en el portador ni en el bebé y repartirá de modo idóneo el peso de éste, permitiendo usar este portabebé durante periodos prolongados.
  • Buen ajuste: fundamental para realizar todos los anudados e imprescindible para hacer los nudos canguro de forma satisfactoria.
  • Soporte: capacidad de aguantar peso sin deformarse, importante en el caso de bebés de más de 8-9 kilos o niños más grandecitos.
  • Facilidad de uso: capacidad de la tela para desplegarse fácilmente, no enrollarse sobre sí misma ni arrugarse demasiado, de modo que el fular pueda colocarse rápidamente sin cuidar mucho los aspectos técnicos.
  • Frescura/ligereza: característica útil en el caso de climas cálidos o cuando se pretende llevar el fular debajo de un abrigo.

Aunque muchos de estos parámetros son subjetivos y existen diferencias dentro de cada categoría, en función de las distintas marcas y modelos, esperamos que os sirva al menos de orientación (haz clic en la tabla para verla a mayor tamaño).


 

Tabla de dimensiones y posiciones posibles

(haz clic en la tabla para verla a mayor tamaño)

*Si eres una persona alta (1,80 m aprox.) pero utilizas una talla 38, es conveniente adquirir la talla más grande, no la más ajustada.

*Dependiendo de la marca, algunos fulares pueden dar menos talla a la hora de hacer los nudos, como es el caso de los Lana; por lo que para los anudados canguro, por ejemplo, tendríamos que adquirir la talla 3,80 m.

 

Comparativas de tejidos


Comparativa entre fulares finos (Hoppediz “light” de sarga fina en tonos tierra y Didymos ondas de jacquard fino en celeste) y de grosor medio (Storchenwiege Leo azul de sarga diamante y Didymos Simon de sarga cruzada en verde).


Comparativa de distintos tejidos: de izquierda a derecha, sarga cruzada Didymos (rayas anchas tonos verdes), sarga cruzada Lana (rayas finas azules y blancas), sarga diamante Storchenwiege (azul), sarga fina Hoppediz “light” (blanco y arena) y jacquard fino Didymos (celeste).


Comparativa de fulares de sarga diamante azul (arriba, Storchenwiege Leo blau) y sarga cruzada de rayas azules y blancas (abajo, Lana Acqua).


Comparativa entre dos fulares de sarga cruzada, modelos de rayas: Didymos (azul – modelo Lena) y Storchenwiege (tonos rosas – modelo Ulli)


Comparativa entre dos fulares de sarga cruzada: Easy Care (rayas más anchas azules) y Storchenwiege (rayas finitas – modelo Inka)


Comparativa entre dos fulares de sarga cruzada: Storchenwiege (rayas finitas – modelo Inka) y Hoppediz (azules – modelo Dublin)


Comparativa entre un fular de sarga cruzada (Lana -modelo Solara) y un fular elástico (Minsá)


Comparativa Storchenwiege. Arriba leo marine (sarga diamante) y abajo ulli (sarga cruzada)


Comparativa entre sarga cruzada de diferentes marcas. De arriba a abajo Lana, Storchenwiege y Didymos.


Comparativa Didymos. En el centro tejido jacquard fino (Jonás), a la derecha Lisa y a la izquieda Katja.


Comparativa jacquard fino de didymos, modelo Jonás (a la izquierda) y sarga diamante de Storchenwiege, modelo Leo (a la derecha).


Fulares finos: comparativa entre Hoppediz “light” modelo Kairo, de rayas arena y blancas y Didymos de jacquard fino modelo Ondas en azul claro y natural

Acerca de Red Canguro:
La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org

Creative Commons License
Guía de fulares portabebé: tejidos y anudados by Red Canguro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.

Puedes reimprimir o distribuir este artículo libremente en cualquier medio (ya sea impreso, en un sitio web, o en un correo electrónico) con la única condición de que mantengas el título, contenido y el pie del articulo con la información de nuestra asociación intactos, y que todos los enlaces a nuestro sitio web estén presentes.

62 Comments

  1. Rosa

  2. mihmita

  3. Ana

  4. bebesyespecias

  5. Noemí

  6. crispula

  7. mucca

  8. susana

  9. mucca

  10. AURA

  11. mucca

  12. María Cristina Díaz Z

  13. mihmita

  14. yara sanchez

  15. elena

  16. bebesyespecias

  17. mihmita

  18. arantza jimenez moreno

  19. laura

  20. mihmita

  21. Priscy

  22. mucca

  23. henyd

  24. mihmita

  25. Elena nieto

  26. LOLA

  27. mucca

  28. LAURA

  29. mihmita

  30. natalia

  31. mucca

  32. Franita

  33. Pity105

  34. pity

  35. bebesyespecias

  36. pity

  37. Ines

  38. Ginna

  39. Soledad Méndez

  40. GEMA

  41. ANA CARDENAS

  42. gaby

  43. fernanda

  44. Sara

  45. bebesyespecias

  46. suss

  47. bebesyespecias

Trackbacks/Pingbacks

  1. Longitudes y nudos de fular « Red de Mamás y Papás Canguro - Longitudes y nudos de fular « Red de Mamás y Papás Canguro
  2. Fulares tejidos, fulares de sarga: Elegir el tuyo « De Monitos y Risas - Fulares tejidos, fulares de sarga: Elegir el tuyo « De Monitos y Risas
  3. Guía de compras de portabebés « Red Canguro: Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés - Guía de compras de portabebés « Red Canguro: Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés

Deja un comentario